Exportaciones Pesqueras (Enero – Abril 2021)
junio 24, 2021
Gremios de pesca industrial de Latinoamérica fijan meta para recuperar y reciclar 1.500 toneladas de redes de pesca tras acuerdo con Bureo
junio 25, 2021

¿Ha terminado La Niña? Un posible regreso y posibles impactos en las pesquerías del Pacifico Este Junio 2021

Franklin I. Ormaza González, PhD
Asesor Científico
Cámara Nacional de Pesquería

 Introducción

El fenómeno del evento frío La Niña 2020-2021 ha sido dado por terminado de manera oficial por la agencia de investigación Climate Prediction Center / NCEP de la NOAA (CPC – Climate Weather Linkage: El Niño Southern Oscillation (noaa.gov))debido a que lasanomalías de temperatura superficial del mar (TSM) semanales han estado en el rango >-0.5 a 0.0 C, que es el rango considerado como neutro. Igualmente, el Buro Australiano de Meteorología (BoM, Climate Driver Update (bom.gov.au) indica situación parecida al reportar anomalías positivas (Fig. 1), pero dentro del rango neutral (0.0-<0.8 C). La Figura 1, provee las anomalías TSM de otras agencias de investigación como la UK Metorology Office (UKMO), NOAA, etc. que hacen un promedio de -0.10C.

 

Fig. 1. Anomalías TSM reportadas por diferentes agencias de investigación oceanográfica y meteorológica.

Índices MEI y ONI

Estos dos índices oceanográficos y meteorológicos sirven para indicar los eventos La Niña y El Niño, así como los estados neutros. El ONI es básicamente oceanográfico y solo considera del promedio de las anomalías por tres meses consecutivos; para declarar un evento frío o caliente requiere al menos cinco meses consecutivos también, por ejemplo: ENE/FEB/MAR; FEB/MAR/ABR y MAR/ABR/MAY. El Índice MEI o Multivariado ENSO (Multivariate ENSO Index

MEI), es bimensual; por ejemplo, FEB/MAR, MAR/ABR y ABR/MAY y considera 5 variables entre oceanográficas (Temperatura), y meteorológicas (Vector viento x, y; radiación infrarroja, presión atmosférica) sobre área (30°S-30°N and 100°E-70°W), que es un área muy superior a la 3.4 (5S-5N, 120-170W.

El ONI ha registrado desde enero 2021: -1.0, -0.90, -0.80, y -0.7 C; mientras que el MEI -1.2, -0.90, -0.80, -1.00, -1.00 C. Los dos índices tienen anomalías negativas por debajo de -0.5C, lo que clasifica un evento La Niña; es decir bajo estos índices el Evento La Niña todavía está presente y su impacto puede aún sentirse en áreas alejadas de 3.4, como la 1+2.

Comportamiento de eventos La Niña

Los eventos fríos La Niña tienden a ser interanuales consecutivos, es decir se extiende más allá de 12 meses.  Ormaza-González (2018) reportó que estos eventos tienen en promedio una duración de 19 meses; incluso se registra un evento de 32 meses continuos (1999-2001, línea azul en Fig. 2)), que ha sido el más largo en los últimos 50 años. La Figura 2, muestra el comportamiento en tiempo de cinco eventos La Niña desde 1989; se puede observar que todos los eventos señalados se extienden prácticamente 20 meses; el evento 2020-2021 lleva ya 12 meses consecutivos y con posibilidades de seguir después de julio-agosto.

Fig. 2. Cinco eventos La Niña desde 1989 hasta el 2011 durante tres años consecutivos. En línea negra el evento 2020-2021. (MEI.v2: NOAA Physical Sciences Laboratory). Observe la linea azul, evento 199-2001.

Proyecciones 

Existen varias proyecciones que sugieren el evento frío retornaría en algún momento entre julio y septiembre. El modelo que consolida los modelos estadísticos y dinámicos de la NOAA (Fig. 3, panel derecho) predice que el ONI volverá a valores <-0.5C hasta el trimestre Diciembre/Enero/Febrero, hasta inicios del 2022, lo cual coincide similarmente con lo sugerido por UKMO (panel izquierdo, Fig. 3). Las proyecciones en general están entre -0.5 a -1.0 C, pero ciertos modelos de manera individual dan valores inferiores a -1.0C. La posible extensión de La Niña 2020-2022 sería de carácter débil (-0.5 a -1.0C).

Fig. 3. Proyecciones de las anomalías SST en 3.4 de acuerdo a UKMO (El Niño Southern Oscillation (ENSO) region sea surface temperature forecasts – Met Office) e IRI/CPC (https://iri.columbia.edu/our-expertise/climate/forecasts/enso/current/?enso_tab=enso-sst_table).

Las probabilidades (Fig. 4) de que vuelva a ocurrir La Niña se incrementan desde Julio/Agosto/Septiembre (30%) hasta Noviembre/Diciembre/Enero (52%). Estas probabilidades varían semana a semana. En todo caso las probabilidades de las condiciones neutras prevalecerían durante el segundo semestre del 2021.

Ondas Kelvin

Las ondas Kelvin que se originan en el Pacífico ecuatorial oeste transfieren energía y masa hacia las costas del Este de manera irregular en tiempo e intensidad. Se demoran 10-12 semanas para arribar a las costas de Ecuador (área 1+2). En el mes de abril se generó una onda Kelvin que está arribando en estos días al área 1+2.  Este evento oceanográfico está aumentando STM, pasando de anomalías negativas (-0.5C) a positivas (+0.4) con núcleos +1C (Fig. 5) en tres semanas. El flujo de la corriente de Humboldt y el upwelling de la corriente subsuperficial Cromwell ha atenuado la enorme energía positiva de la onda Kelvin. Las anomalías negativas retornarán en 2-3 semanas, ya que los vientos superficiales alisios no han declinado y el ZCIT bordea los 10N.

Fig. 4. Probabilidades (%) de ocurrencia de los eventos fríos, calientes y neutros en el 2021-2022. https://www.climate.gov/sites/default/files/IRI_June2021.png

Fig. 5. Anomalías TSM al 20 junio. Los efectos de la onda Kelvin pueden observarse con las anomalías TSM positivas rodeando al núcleo de anomalías TSM negativas. Instituto Oceanográfico y Antártico de la Armada – Temperatura Superficial del Mar (inocar.mil.ec)

Impacto en las poblaciones pesqueras

La base de la cadena trófica (fitoplancton y zooplancton) ha estado bajo constante provisión de nutrientes y condiciones oceanográficas para sostener stocks pesqueros, sean pelágicos, demersales y bentónicos en un estado adecuado. Además, la disminución de las actividades de pesca y turismo de playas debido a la pandemia en el 2020 igualmente ha causado un impacto positivo sobre los stocks (Ormaza-González et al. 2021).  En términos generales Globefish (2020), ya esperaba un incremento del 4% en el 2020 (comparado al 2019) debido a los efectos de la pandemia. Datos del crucero oceanográfico-pesquero del IPIAP y CNP, que se llevó a cabo en enero del 2021, indican que la talla (y peso) promedio de la macarela (Scomber japonicus) y pinchagua (Opisthonema spp.) en las muestras tomadas 20 y 14 % en promedio, aunque se encontraron individuos de hasta 40 y 28 % sobre el promedio. Por otro lado, datos anecdóticos indican que las tallas (pesos) de atún han registrado incremento también.

El ligero calentamiento superficial causado por la onda Kelvin sumado al continuo afloramiento y presencia de las corrientes de Humboldt y Cromwell mantendrán condiciones prácticamente ideales para el beneficio de toda la cadena trófica.

Referencias

Globefish (2020). Información y Análisis sobre el Comercio Mundial de Pescado. | GLOBEFISH | Food and Agriculture Organization of the United Nations (fao.org)

IPIAP. 2021. CRUCERO DE PROSPECCIÓN HIDROACÚSTICA Y PESCA COMPROBATORIA CON BARCOS PESQUEROS COMERCIALES IPIAP 2021-01-01 PV. Documento interno IPIAP (INSTITUTO PÚBLICO DE INVESTIGACIÓN DE ACUICULTURA Y PESCA (IPIAP) PROCESO DE INVESTIGACIÓN DE LOS RECURSOS BIOACUÁTICOS Y SU AMBIENTE (IRBA)

Ormaza-González, F.I. (2018). Como se desarrollará la Niña 2017-2018. Sus posibles Impactos. Ecuador Pesquero; en línea: https://www.researchgate.net/publication/322775739_Como_se_desarrollara_la_Nina_2017-2018_Sus_posibles_Impactos

Ormaza-González, F.I.  DE Castro, PJ Statham. 2021. COVID-19 impacts on beaches and coastal water pollution at selected sites in Ecuador, and management proposals post-pandemic. Front. Mar. Sci. | doi: 10.3389/fmars.2021.669374.